HANSER GARCÍA: SI HUBIERA TENIDO UN POCO MÁS DE APOYO PUDIERA HABER LLEGADO MÁS LEJOS.


Por: Henry Morales Márquez

Hay atletas que a pesar de no escalar hasta lo más alto del Olímpo y no tocar la gloria del deporte, dejan su huella grabada en la mente y el corazón de los fanáticos. Si bien la natación en Cuba no es un deporte que haga sonrojar habitualmente en la Isla, en este siglo XXI hubo un hombre que se robó el alma de los fanáticos dentro y fuera de la nación, Hanser García.

Conocido popularmente como “El Pollo” (debido a la tonalidad alcanzada por su pelo rubio con el cloro de la piscina), Hanser fue una de esas estrellas que salen una cada cierto tiempo. Con una carrera deportiva digna de un largometraje audiovisual de alta factura, pues lo de este muchacho fue espectacular, demostrando que nada es imposible cuando te lo propones.

A pesar de tantas glorias y alegrías que le dió a millones de cubanos, a día de hoy muchos se preguntan que fue de su vida. Buscando en las redes dimos con él y concretamos una entrevista a la cual accedió con la humildad que siempre le caracterizó como atleta.

Llegado el día acordado nos pusimos manos a la obra y comenzó a tejerse entre líneas su increíble vida contada desde su propia voz.

Toda historia inicia con un hecho puntual en la carrera deportiva de un atleta. En tu caso, la tuya es increíble. ¿Cómo fue que llegaste a la natación?


Yo había subido a la preselección nacional de polo acuático y entrenando un día hicimos una prueba de control de 100m libres. Ese día nadé en 53 segundos y uno de los entrenadores que apoyaba la selección nacional de apellido Rizo, me dice:


-Oye, con ese tiempo no te gana nadie en Cuba.


La Copa Marcelo Salado era en una semana y se me liberó de mis funciones en el polo acuático para entrenar de cara a ese torneo. Allí pasé mucho trabajo para inscribirme porque no me querían dejar con la excusa de que yo era de polo y que llegaba a última hora. Rizo hizo una fuerza bien grande y logró inscribirme. Llegó la Copa y gané en las modalidades de 50 y 100 metros de estilo libre.

Anuncios


¿Qué sucedió después de ganar en esa Copa?


Después de ganar la Copa Marcelo Salado regresé al Polo, allí mis amistades me decían que no buscara nada allí que no había nada que hacer y que me fuera para la natación. La verdad, a mí nunca se me va a olvidar el consejo que me dio Ariel Gil que me dijo que fuera para la natación porque allí iba a depender de mi mismo para los resultados. Fui y hablé con el entrenador de la selección nacional Tino Urguellés. Le dije que me quería probar y el me dejó las puertas abiertas.


Imagino que ese año resultó ser un cúmulo de emociones increíbles, porque después de eso tuviste tus primeras experiencias a nivel internacional. ¿Cómo sucedió todo?


Pues el año 2009 para mí fue bien loco y rápido. Llamé a mi entrenadora Lulú un domingo tarde en la noche luego de que había salido a dar una vuelta con mis amigos y le dije oye profe yo quiero competir en los Juegos del ALBA, pero en la natación. Ella acepto, me dijo que iba a ver cómo me inscribía, pero que fuera al día siguiente para el Marcelo Salado.


No sabía cómo llegar allá, pues yo llevaba 7 meses en La Habana y no conocía nada de Playa. Allí me entrené durante dos semanas para los Juegos, los cuales gané con 51 segundos. Luego en dos meses en los CCCAN de Barquisimeto donde nadé 49.5 en 100m, gané allí 50m, 100m y 200m libres.


¿Cómo fue iniciarte en la natación a una edad tan tardía y tener que familiarizarte con elementos técnicos que se aprenden a los 6 o 7 años de edad?


Fue muy difícil, me costó muchísimo trabajo pues pagué lo que no me enseñaron cuando niño. Recuerdo que empezaba a entrenar una sesión aerobia de 1500m y no aguantaba los ritmos. Tuve que cambiar mi estilo de brazadas porque la mía era del polo, acostumbrado a brazadas cortas y rápidas además de anchas para proteger el balón. Transformar todo eso para la natación me fue complicado, pues tenía que alargar mi cuerpo, estirar mis brazadas y demás elementos técnicos. Sufría, me acalambraba, mi cuerpo no estaba listo para la recuperación, pero poco a poco lo fui sacando.

Medalla de Plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011. Foto: Getty Images

Corrieron los años y llegó tu primera gran cita multideportiva, los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011. ¿Cómo llevaste la euforia de esa primera vez?


Tuve que luchar mucho contra los periodistas cuando iba a Guadalajara. Mi entrenadora tenía la experiencia con su esposo (Rodolfo Falcón) de que uno no podía dejar llevarse por la prensa. Pues en ocasiones te elevan y se pone a hablar cada cosa, por ejemplo: me preguntaban que iba hacer con Cesar Cielo y yo decía que iba para arriba de él. La gente me tildaba de loco (sonrisas), pero yo confiaba en mí. Nadé la final y la salida me mató, creo que si hubiera salido mejor lo alcanzaba en el regreso.


Tu tenías una característica muy peculiar y bien marcada. Tu segunda piscina en los 100m era de las mejores del mundo. ¿Cómo lo hacías?


Yo siempre trabajaba en el cierre en mis entrenamientos la piscina de regreso y eso fue lo que me hizo tener uno de los cierres más cabrones de aquel tiempo. Me fijaba que los nadadores de 100m tenían una caída grande de su ritmo en el regreso y allí era donde yo descontaba.
Llegó el año 2012, donde tuviste a Cuba entera delante de una televisión a la expectativa de tus resultados.

Hanser García en Londres 2012. Foto: Getty Imagen.

Esa semifinal en la que remataste como los dioses para terminar segundo en tu heat por detrás de Nathan Adrian, aún está fresca en la memoria de mucha gente ¿Imaginaste alguna cuando entrenabas polo ir a unos Juegos Olímpicos, pero en natación?


La verdad a mí nunca me pasó por la cabeza ir a unos Juegos Olímpicos y menos en natación. Yo era un atleta que me gustaba mucho la confrontación y eso me motivaba. Mi entrenadora me pichaba siempre diciéndome, mira este se ríe de ti y este también. Me recuerdo que dos días antes de los Juegos, un periodista hizo un trabajo en base a unas declaraciones que yo había dado sobre mi meta en Londres que era ser finalista y en su trabajo me tildaba de loco, que no era lo mismo unas Olimpiadas que un torneo regional.
Eso me lo enseñaron y me dije, le voy a dar una galleta sin manos. En las clasificatorias nadé mal y me sentí incómodo. Recuerdo que el Dr. Tony Castro vino corriendo a donde mí y me dijo:

-Oye, pasamos a semifinales.

-Como que pasamos si nadé mal. Le dije.


Miré la pizarra y había clasificado con el decimoquinto mejor tiempo(48.97seg), me abracé con mi entrenadora y me eché a llorar.
La semifinal en la tarde me fue de maravillas y clasifiqué con el tercer mejor tiempo (48.04) de todos los finalistas. La misma noche de ese día creo que me afectó mucho la presión de tanta gente de la delegación sobre mí. Un nadador joven y sin prácticamente experiencia en la élite mundial me chocó tanta presión. En la final me acuerdo aún que cuando me fui a agarrarme del carril las manos me temblaban.


Pensando en la gente de Cuba, pensando en tantas personas que estaban pendientes a mí creo que me pasó la cuenta. Aun así, fue una experiencia hermosa y es un recuerdo que me llevo para toda la vida.


Luego de unos maravillosos Juegos Centroamericanos donde quedaste campeón y con record de la justa, Hanser García desaparece de la palestra pública inexplicablemente. ¿Qué pasó?

Regresando del Mundial de Qatar tengo una discusión de palabras con mi entrenadora y por eso me sancionan. Yo decidí no nadar más y me fui del país rumbo a Bolivia y allí estuve viviendo 5 meses luego del año de sanción. No me gustó vivir allá y regresé a nadar en Cuba en septiembre de 2016.

Anuncios


En ese momento de bajas en tu carrera (el tiempo de la sanción) ¿Alguien se te acercó?


En esos momentos, nadie. La verdad es que nadie se me acercó.


¿Qué te motivó a volver?


Las ganas de competir, de volver a sentirme presionado, de tener las glorias pasadas. Esas fueron las motivaciones para volver a nadar y alcanzar un resultado.


¿Fue fácil el regreso?


El regreso no fue nada fácil, fue bien difícil. Mi entrenadora si quería que regresara, pero me puso a prueba y me forzaba para ver si yo renunciaba. Yo creo que ella no quería que me fuera, pero me puso a prueba a ver si realmente yo quería volver. Pesaba 110 kilos cuando regresé y fue muy duro.


Nade un burujón de kilómetros desde septiembre, le decía a mi entrenadora que yo iba en serio y ella me decía vamos a ver. Yo estaba decidido y nadé más que nunca. Así fue como en 10 meses pude regresar y después de 2 años inactivo volver a nadar 48 segundos.

Hanser García Foto: jit


Creo que tu regreso se vio premiado con tu clasificación al mundial de 2017, un logro que costó mucho. ¿Cómo fue el trayecto para ese mundial?


Después de mucha lucha y una guerra muy grande porque no me querían pagar el boleto al mundial. Yo tenía una marca B para el mundial porque la hice en la piscina del Marcelo Salado y esta no está avalada por la FINA. Tuve que lograr mi marca A y la hice en el circuito Mare Nostrum. No me fue bien en el Mundial porque solo tuve 5 semanas de preparación, lo ideal hubiera sido ir con la marca B y tener tiempo para prepararme para el mundial, pero como tuve que ir a buscar la A para poder ir no pude recuperarme. Creo que debido a eso no tuve buen mundial.


Nuevamente Hanser García desaparece de la palestra pública ¿Qué pasó esta vez?


Cuando regreso del mundial me voy a entrenar al Complejo de Piscinas Baraguá. Yo no quería ir ahí, pues quería seguir en el Marcelo y no era por malacrianzas mías sino porque las piscinas de Baraguá son muy frías; no cumplen los requisitos para entrenar. De hecho, tengo entendido que hoy está a -20 grados. Yo se lo escribí en varias ocasiones a Becali y a todos, no son pesadeces mías ahí es imposible entrenar. El país no tiene las posibilidades económicas para calentar esa piscina todos los días y al final; todo lo que yo dije en ese momento y no fue escuchado está pasando ahora.


Por esas condiciones y por una discusión con otro atleta de la selección nacional decidí irme. Como yo me había enfrentado a no querer dejar el Marcelo, vi que el que sobraba allí era yo. Me sancionaron de nuevo por discutir con otro atleta de palabras y me sacaron del equipo, eso fue lo que pasó.


Para muchas personas fuiste un ejemplo de superación deportiva y fuiste un hombre afortunado que se ganó el cariño de la gente muy fácil. ¿Te sentiste apoyado por el pueblo?


Déjame decirte que lo más grande que tiene Cuba es el pueblo. Siempre tuve un apoyo 100 por ciento de la gente, cosa que no tuve de otros ángulos del país. El pueblo cubano es el fanático más grande que tiene un deportista de la Isla, para mí fue lo más grande que tuve en mi carrera.


¿Qué hace ahora Hanser García?


Ahora soy jefe de entrenadores en un club de natación en Puebla, México. Me dedico a trabajar con niños, con el alto rendimiento. Busco inculcarles todo lo que yo aprendí en mi carrera y tratar de enseñarles todo lo que sé para ser mejores.


Ahora que llegaste al final de tu carrera deportiva. ¿Sientes que te faltó algo en tu carrera?


Creo que me faltó competir más mucho más, pues tan solo lo hacía 2 y 3 veces en el año. En general eso es algo que no me faltó tan solo a mi sino también a todos los atletas cubanos en general. A mí me pasó algo curioso y es que en 2013 cuando fui al circuito Mare Nostrum luego de estar sin competir 9 meses me sentía nervioso.


Ahora ya la tónica con los atletas es otra, veo que los atletas tienen más facilidades para competir que las que yo tenía en mi tiempo. Hoy veo cubanos que tienen visa para Estados Unidos y pueden competir allá, algo impensado en mi tiempo. Yo creo que, si hubiera tenido un poco de apoyo en mi carrera, pudiera haber llegado más lejos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s