REINIER CASTILLO: EL ESCUDO DE CAPITALINOS


REINIER CASTILLO

Por: Henry Morales Márquez

En muchas ocasiones en el baloncesto actual somos propensos a decantarnos por las estrellas, por esos jugadores que marcan la diferencia en juego, pero en ocasiones poca atención prestamos a los que en un equipo se encargan de proteger a las estrellas. Aquellos hombres que dentro de un equipo de básquet son los encargados de proteger y custodiar físicamente a sus compañeros, merecen un aparte y ser reconocidos debidamente por esa labor que pocas veces se hace perceptible al fanático.


En Cuba siempre se ha jugado un baloncesto físico que en ocasiones llega a ser un tanto agresivo. En muchas oportunidades los talentosos jugadores eran objetos de faltas e intimidaciones por rivales más fuertes físicamente que ellos. El equipo Capitalinos también sufría de muchos de estos males, pero la ventaja que siempre tenían era un fiel escudero que hacía obra de su carácter fuerte forjado en la calle para salvaguardar bajo su manto protector a los compañeros de batalla, este hombre era Reinier Castillo.


Nacido en La Habana el 25 de febrero de 1986, Reinier llevaba el baloncesto desde muy joven en las venas y sabía que su destino terminaría ligado a la pelota naranja. Como dice el dicho, hijo de gato casa ratón y así nos lo hizo saber:


El amor al baloncesto llega a través de mi papá que era basquetbolista y quise seguir sus pasos. Él fue miembro de la selección de Orientales y también miembro durante muchos años de la preselección nacional. Me comenta.

Anuncios


En su natal municipio de 10 de octubre comenzaba a escribirse la historia de un muchacho con problemas de conducta que solo encontraba refugio en las canchas de básquet, allí el deporte lo transformaría en una persona de bien y un hombre a toda ley. Durante ese tiempo de una dura infancia, el principal apoyo emocional lo recibiría de su abuela, quien sería esa persona que ha día de hoy el reconoce como el artífice de su vida.


Sus inicios fueron pragmáticos y por cosas de la vida en los terrenos de cemento de la Víbora encontró su inspiración.


Comencé en la cancha del Atlético en la Víbora por donde pasaron grandes atletas. Richard Matienzo, Ángel Limonta, Chamizo, el Mena, el Rolo, Juan Carlos Álvarez, el Magua, Fernando Madrigal, entre otros. Yo era un niño y me sentaba a verlos jugar, ya que no nos dejaban jugar con ellos. Nos mandaban para el otro lado de la cancha hasta que nos ganáramos el nivel para jugar con ellos. Agrega.


Fue creciendo con el pasar de los años y su transcurso por las escuelas de iniciación deportiva le dejó enseñanza y vivencias como a todo atleta cubano. Llegó a la LSB luego de estar en Metropolitanos con Laferté y ser convocado al siguiente año por Miguel Calderón para vestirse con el uniforme de sus amores, Capitalinos. De hecho, Renier alega que llegar a los azules se debe en parte a Alberto Castillo, quien es para Castillo el mejor preparador físico que ha tenido La Habana.

Reinier Castillo disputando un duelo con Capitalinos.


Luego de su llegada a Capitalinos comenzó un ciclo de casi 10 junto al tren azul. Durante su trayecto tuvo la oportunidad de compartir vestuario con icónicos jugadores de varias generaciones del baloncesto en La Habana. Lavastida, Reynaldo García, Dariel Sotero, Orestes Torres, Lima, Zequeira, Karel Guzmán, Jasiel Rivero, Pedro Roque, entre muchos otros. Algo que el mismo reconoce que fue un orgullo total para él.


Reinier era un líder natural de vestuario, para lo bueno y para lo malo. Dentro de la cancha se ganaba el respeto de sus compañeros y sus contrarios. De hecho el influyó mucho en inspirar confianza en jugadores jóvenes como Karel Guzmán y Pedro Roque.


Cuando ellos llegaron a Capitalinos, los jugadores más experimentados de otras provincias les decían cosas e intentaban intimidarlos y ellos novatos al fin, salían al reto. Yo siempre iba con los míos hasta el final, con razón y sin ella. Si alguien intentaba intimidar a los míos yo iba a portarme mal.

Anuncios


Quizás muchos confundan el instinto protector de Castillo con que era un jugador problemático. Lo cierto es que cada quien usa las armas que tiene y Renier sabía usar las suyas muy bien.


Un hombre sacrificado y que podía desempeñarse en diversas funciones dentro de una cancha, tirador natural de larga distancia y escolta en Capitalinos. En el año 2015 cuando se logró el título de La Habana en la LSB, Castillo fue una de esas piezas claves en el elenco y así nos lo comenta su entrenador en aquel entonces Rainel Panfet.


En el proceso de creación del equipo no tenía bases y Reinier asumió esa posición. Se convirtió en el cambio natural se Zequeira y jugaba minutos sumamente importantes. Como era un jugador de corte más ofensivo le cambiaba la cara por completo al equipo, metía triples y hacía pases espectaculares. Como jugaba en la segunda línea con Karel los Alley Oop eran espectaculares. Creo que esa liga lo consolidó a él como atleta porque lo hizo más responsable asumiendo un papel que no estaba en el libreto original. Nos comenta Panfet.


A pesar de haber sido un hombre competente y en su momento uno de los mejores tiradores de tres puntos en Cuba, a Renier nunca se le dio la oportunidad de probarse o quizás ir a los topes de preparación de la selección nacional para mostrarse. Sobre aquellos hechos nos aclara.


Eso es un tema delicado, ya que el año que estuve de refuerzo en Matanzas estuve entre los primeros anotadores de Cuba con un porcentaje de tres puntos del 48%, pero ese mismo año rebajaron la matrícula de la preselección a 15 jugadores, algo insólito. A pesar de estar inconforme, acepté mi realidad y levanté mi cabeza para seguir jugando mi básquet.

Equipo Capitalinos antes de marchar a la Liga de Las Americas.


Aunque no tuvo nunca la oportunidad de vestir las cuatro letras, pudo representar a su querido Capitalinos en La Liga de las Américas en 2015. A partir de ese año a Reinier se le abrieron las puertas del baloncesto internacional.


Después de la Liga de las Américas voy a jugar a Antigua y Barbuda. Allí disputé una semifinal y una final, pues necesitaban para esa etapa un tirador de 3 puntos. Fui recomendado por el profesor Rainel Panfet a quien le estoy eternamente agradecido, ya que gracias a el pude conocer otro baloncesto y esa hermosa isla.


El tiempo pasaba y Castillo se dio cuenta que para prosperar familiarmente debía abandonar la Isla que lo vio nacer. Las razones por la que tuvo que abandonar Cuba las tenía muy claras.

Video de agradecimiento de Reinier t


Cuando uno tiene hijos la vida te cambia, mis hijas y mi mamá son las que me motivan para salir adelante. Para ellas me sacrifiqué en darles un futuro mejor y crearles sus comodidades de a poco. No es fácil como muchos piensan, pero como siempre digo, sacrificio igual a beneficio y sin perder el enfoque. Hoy estoy lejos de ellas, pero mañana estarán orgullosos de mí.


Con la mente en un futuro mejor llenaba sus maletas con la ropa que tenía y ponía rumbo hacia Bolivia. Sobre cómo llegó al país sudamericano fue realmente franco.


Llegué a raíz de una carta de invitación y justo al arribar fui acogido por el equipo And 1 Leyendas, al cual le estaré eternamente agradecido.


Desde su llegada, Bolivia se convirtió en su segunda casa y donde se ha podido reencontrar con compañeros de Cuba. Aunque ha pensado en materializar la incorporación a la selección nacional ese país, por ahora Reinier se mantiene haciendo lo que más la gusta y ama, jugar baloncesto.

Reinier junto a otros dos cubanos.


Con el pasar de los años y a pesar de estar fuera de Cuba, Castillo siempre tiene en mente su 10 de octubre querido, las amistades que les dejó el baloncesto en la Isla. Él es uno de esos antihéroes del deporte, hombres que hacen su trabajo desde el anonimato y que son tan necesarios como las estrellas del equipo. Para culminar no pude evitar preguntarle cómo le gustaría ser recordado a lo que él me resumió en una frase.


Que me recuerden como un atleta que lo dio todo en la cancha, un guerrero.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s